Feeds:
Entradas
Comentarios

Durante mucho tiempo se ha creído que si se te daba mal el colegio, instituto, etc… eras un tonto, pues la verdad es que no es así, ya que en 1983 el psicólogo Howard  Gardner; ganador de un premio príncipe de asturias; descubrió que no solo existía un tipo de inteligencia, sino que existían 8 tipos de inteligencias y una novena que aún esta por confirmar.

Para empezar comentaré los 8 tipos de inteligencias que hay que son: La lingüística, La lógico-matemática, la espacial o visual, La musical, La corporal kinestésica, La interpersonal, La intrapersonal, la naturalista, y La novena posible inteligencia; La existencial.

Para empezar, comenzaremos con la inteligencia lingüística, que es aquella la cual se encarga de comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, al hablar y escuchar, una forma de darte cuenta de que tienes un don para la inteligencia lingüísticas es que eres capaz de hablar y escribir eficazmente. Este tipo de inteligencia se puede encontrar en escritores, poetas, periodistas y oradores

 

La segunda inteligencia que existe, es la lógico-matemática que se basa en aquella inteligencia la cual nos sirve para realizar cálculos, operaciones y problemas de una forma racional. Esta inteligencia es considerada todavía por la mayoría de las personas que es la única en la cual, si eres bueno, eres inteligente. Este tipo de inteligencia se puede encontrar en  científicos, matemáticos, contadores, ingenieros y analistas de sistemas

Kasparov

 

 

La espacial o visual : Esta inteligencia es la que se encarga de  crear diseños, cuadros, diagramas y construir cosas, en esta inteligencia la imaginación esta muy presente. Este tipo de inteligencia se puede encontrar en pilotos, marinos, escultores, pintores, arquitectos y decoradores.

Gaudí

La musical: Tal y como su nombre indica es la que se encarga de la capacidad de tener  ritmo y crear melodías. Este tipo de inteligencia se puede encontrar en  músicos, cantantes, bailarines, etc…

The Beatles

La corporal o kinestésica: Esta relacionado con el movimiento tanto corporal como el de los objetos y los reflejos. Esta muy presente en deportistas,artesanos, cirujanos y bailarines.

Interpersonal, que es aquella capacidad de establecer relaciones con otras personas, también abarca la capacidad para percibir la afectividad de las personas o empatía. Se encuentra presente en actores, políticos, buenos vendedores, etc…

 

La intrapersonal es aquella la cual nos sirve para entender lo que hacemos, valorar nuestras propias acciones, y controlar nuestros sentimientos Se encuentra presente en teólogos, filósofos y psicólogos.

Aristoteles

La  naturaleza: Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, objetos, animales o plantas. Este tipo de inteligencia esta presente en  botánicos, cazadores, ecologistas y paisajistas, entre otros.

 

La novena inteligencia la planteó , el psicólogo Branton Shearer la cual definió como la inteligencia existencial. Pero aún no hay suficientes pruebas científicas como para aceptarla entre las 8 principales. Aunque como el dijo: “que el cerebro es una compleja estructura por lo que es difícil de predecir, pero si tuviera que adivinar, diría que existen muchas más”.

Así que si alguna vez te has sentido de que no valías para nada útil, que nada se te daba bien, es porque nunca has apreciado aquellas cosas que se te daban bien. Pero para ayudarte a que mires por ti mismo cuantos tipos de inteligencias tienes te dejo un test, al que accederás pinchando aquí.

El sistema educativo, en mi opinión le falta mas especialización para que la gente que se le da bien algo que pueda llegar a potenciarlo. Os dejo con una foto para que reflexionéis.

Paúl Sebastián Bohórquez Pico

Para empezar con esta entrada, comenzaré hablando de las pésimas condiciones de las infraestructuras que había en Rio una semana antes. Pero como se suele decir: una imagen vale más que mil palabras.

  • Antes de que se celebrasen los juegos  hubo bastante protestas por todo Brasil en contra de ellos, ya que este país en estos momentos podría utilizar esos 67 mil millones de euros en otros problemas sociales u económicos, a esto hay que sumarle la inestabilidad política que hay en estos momentos en Brasil con el tema del caso Petrobas.

  • Otro problema que tuvo Brasil fue el del virus Zika, con lo que bastantes atletas olímpicos tuvieron recelo para ir
  • Hubo también problemas con la villa Olímpica. Cuando acogió al primer país que en este caso fue Australia, tuvieron que hospedarse en un hotel debido a que había fugas de gas, fugas de agua, agua no potable, mas fallos eléctricos, etc..

  • El estado del mar olímpico donde se celebrarían algunas pruebas era deleznable, había residuos fecales, basura, y hasta se encontró un cadáver dias antes de comenzar, por estos motivos tuvieron que realizar las pruebas en otras playas por ejemplo en Copacabana y en Guanabara

Aparece un cadáver en el mar olímpico de Río, a pocos días para los Juegos – A todo esto tenemos que sumarle la criminalidad , que según los encargados de la seguridad en Rio, la criminalidad preocupa más que el terrorismo.

INCIDENTES CON LA ANTORCHA OLÍMPICA

Este año parecía que la antorcha olímpica no quería llegar a Rio y ocurrieron incidente como los que aparecen en el siguiente vídeo.

A partir de aquí ya empiezo con momentos destacados dentro de los juegos, en mi opinion ha habido dos lesiones muy dolorosas.

La primera fue el primer día de juegos olímpicos en el cual el gimnasta francés Samir Ait Said se rompió la tibia.

La siguiente lesión fue la del halterofilo  armenio Andranik Karapetyan al dislocase el codo en una prueba de halterofilia

Una cosas que muchos no sabréis es que  en la villa olímpica hay un trabajo especializado en dar condones a los atletas que los necesiten.

En mi opinión este año los juegos olímpicos se lo hubiera merecido  otro país que tuviera mejores infraestructuras e instalaciones para poder hospedar un evento tan importante como son los juegos olímpicos.

Paul Sebastian Bohorquez Pico

 

 

Un suicidio colectivo ocurre cuando un grupo de personas se quitan la vida simultáneamente, en el mismo lugar y generalmente por las mismas razones. Suelen ser realizados por miembros de sectas (conjunto de creyentes en una doctrina religiosa o ideológica). De acuerdo con algunos antropólogos, el suicidio colectivo surge en la sociedad occidental como consecuencia del miedo a la muerte o a morir en soledad.

Se conocen casos como suicidios colectivos debidos a la religión, suicidios colectivos en los que las personas  llegan a pensar en hechos definitivos como el fin del mundo o por la simple creencia de que más allá de la muerte hay una vida mejor. También existen casos más inusuales, como son los suicidios para evitar consecuencias como torturas o sumisión, o el simple hecho de morir en grupo, sin motivos, como por ejemplo en Japón, donde estos suicidios se realizaban con monóxido de carbono. También se han dado casos de suicidios colectivos como protesta política. Algunos de los casos con más polémica son:

La masacre de Jonestown

Jonestown era un supuesto paraíso multirracial situado al noroeste de Guyana, Sudamérica. Jim Jones, un religioso estadounidense, fundó en los años 50 el Templo del Pueblo (agrupación religiosa) con la intención de crear una comunidad donde no existieran fronteras de raza o nacionalidad. Comenzó manifestando su rechazo al racismo, dando a sus seguidores negros un trato similar al que daba a los blancos, es más, llegó a adoptar 6 niños de diversas razas. Mostraba también aprobación al comunismo y admiraba el autoritarismo. Dirigía obras de  beneficencia en favor de drogadictos y personas sin hogar y apoyaba el movimiento de derechos civiles en favor de la población negra.  En 1977 compró a Guyana una propiedad rural y allí creó Jonestown, donde recibió alrededor de 900 seguidores. Nuestro protagonista comenzó a propagar una sensación de fin del mundo, diciendo que el Apocalipsis se acercaba y que el Anticristo estaba encarnado en el capitalismo.

jjones-town-mass-suicide-children-with-jim-jones

Jones con algunos niños de Jonestown

En noviembre de 1978 viajó al lugar el estadounidense Leo J. Ryan, para consultar si algunas personas querían abandonar la secta y para investigar sobre abusos sexuales, explotación, esclavitud o torturas. Cuando llegó fue bien recibido, pero la misma mañana antes de regresar, algunos seguidores pidieron volver junto a Ryan. Jim Jones lo consideró una acción imperdonable, y mientras los seguidores se dirigían con Ryan para volver, un miembro de la secta atacó a este con un cuchillo y se abrió fuego. El día terminó con 5 muertos a balazos.

El 18 de noviembre de 1978, Jones advirtió que tras lo ocurrido, el templo del pueblo iba a ser destruido, así pues ordenó el suicidio masivo de todos los que se encontraban en Jonestown. La mayoría se envenenaron aunque también hubo casos de muertes causadas por armas.

jonestown_06

Hubo un total de 912 muertos

Heaven’s Gate

Heaven’s Gate fue una secta fundada por la pareja Marshall Applewhite y Bonnie Nettles, quienes llegaron a creerse que eran extraterrestres que habían llegado del cielo. Al principio ambos comenzaron a desarrollar una especie de “culto” personal que les incluía en un papel fundamental en la historia del mundo. La pareja buscaban individuos interesados en el fenómeno ovni y los convocaban públicamente mediante panfletos y publicaciones en revistas y periódicos. En las reuniones se presentaban como seres de otro planeta que buscaban participantes para un experimento en el que se llegaría a  un nuevo nivel evolutivo.

APPLEWHITE

Marshall Applewhite

La creencia principal del grupo era que la tierra iba a ser “reciclada”, y que debían elegir entre abandonarla o continuar en el futuro. Así mismo, creían en la teoría de los “alienígenas ancestrales” que habrían sembrado las semillas de la humanidad y vendrían pronto a cosechar sus frutos. En 1997, Applewhite grabó un video en el que decía que una nave espacial se aproximaba a la tierra oculta en el cometa Hale-Bopp, y que era necesario el abandono de los cuerpos. Así pues, El 26 de marzo de 1997, 39 seguidores de la secta Heaven’s Gate se suicidaron tomando pastillas y alcohol y colocándose bolsas negras alrededor de la cabeza para asfixiarse. Todos llevaban un chándal negro, unas zapatillas Nike y estaban cubiertos por mantas moradas.

article-0-1257f7fd000005dc-170_468x286Just do it

Orden del templo solar

La orden del templo solar fue una secta fundada en el año 1984 por Joseph Di Mambro y Luc Jouret. Pretendían unificar tanto el Cristianismo (con todas sus variantes) como el Islam dentro de una misma religión, también pretendían crear unas “nociones correctas sobre el poder y la autoridad” para preparar a la humanidad para el regreso de Jesucristo. Esta secta implantada en diferentes países de Europa y América, buscaba atraer a gente de alto poder adquisitivo y así alcanzar apoyo económico para expandirse. La Orden del Templo Solar inició una serie de suicidios en masa que sumaron cerca de 100 muertes.

El 1 de octubre de 1994, Di Mambro ordenó la muerte de un bebé de tres meses hijo de un miembro de la secta en una sucursal cerca de Quebec,  Canadá. El bebé fue apuñalado repetidas veces con una estaca de madera ya que Di Mambro afirmaba que el bebé era el Anticristo. El 5 de octubre de 1994 en Suiza los bomberos acudieron a apagar un incendio en una granja de Cheiry (Suiza), donde encontraron a uno de sus habitantes muerto de un disparo en la cabeza. Más tarde, encontraron un laberinto subterráneo que desembocaba en un templo donde yacían los cadáveres de otras 20 personas con sacos en la cabeza, pero que habían sido disparados. Ese mismo día el fuego consumía otros tres chalets en la zona. En uno de ellos son descubiertos otros 25 cadáveres. Todos estos fallecidos eran miembros de la orden del templo solar. Un año después de los primeros suicidios, el 23 de diciembre en Vercors (Francia) se encontraron los cuerpos calcinados de 16 adeptos (3 de ellos menores). En total inciertamente se conocen 80 muertes de todos estos suicidios por la Orden del Templo Solar.

Antes de suicidarse dejaban cartas de despedida donde expresaban que creían que sus muertes eran el escape a la “hipocresía y opresión del mundo”.

las11sectasocultosm25c325a1speligrososylocos10

Lugar de ceremonias de la orden del templo solar

Andrea Bautista Rivas

En 2012 el consumo mundial total de energía fue de 553 Hexa Julios (EJ), lo que es el 0.0000000000004% de la energía que el Sol produce en un año. Pero, ¿qué pasaría si pudiésemos aprovechar toda esta energía? Nos convertiríamos en una civilización Tipo II en la escala de Kardashev.

ESCALA DE KARDASHEV

Es un método usado por científicos del SETI Institute, propuesto en 1964 por el astro físico Nikolái Kardashev para medir el grado de evolución tecnológica de una civilización.

Esta escala tiene tres categorías ( Tipo I, Tipo II, Tipo III), para clasificar a las civilizaciones lo que hace es determinar cuánta energía tienen disponible para aprovechar dichas civilizaciones. Esta cantidad de energía se incrementa de manera exponencial y determina de forma directa lo poderosa que es una civilización.

yaabot_interstellartravel_0

¿EN QUÉ CATEGORÍA SE ENCUENTRA LA ACTUAL CIVILIZACIÓN HUMANA?

Para poder clasificarnos debemos entender cómo funciona esta escala. Simplemente lo que hace es determinar la categoría en función del orden de magnitud de la potencia eléctrica que tiene una civilización.

La potencia es una medida de transferencia de energía a través del tiempo y se expresa en vatios(W),que es equivalente a decir julios por segundos.

Potencia (W)= J/s

Entonces, si en 2012 el consumo mundial total de energía fue de 553 EJ, esto es equivalente a una potencia de 17.54 TW. Pues bien, esto nos sitúa en un 0.7 en la escala de Kardashev.

400px-KScale.svg

¿QUÉ SIGNIFICA CADA UNO DE LOS TIPOS DE LA ESCALA?

Tipo I

Es la que es capaz de aprovechar toda la potencia disponible en un único planeta (aproximadamente 116 W). Recordando la energía de fusión nuclear sabemos que sería un prometedor método de obtención de energía que permitiría en caso de que se consiguiese llevar a cabo producir enormes cantidades de energía consumiendo únicamente agua.  De hecho, la fusión nuclear es la única fuente de energía viable a largo plazo para el ser humano, por lo que su desarrollo es algo clave en nuestro futuro próximo. Con tan solo 280 kilos de agua por segundo podríamos generar la energía suficiente para ser una civilización de Tipo I. Sin tener que depender de ningún otro tipo de energía. El agua nos duraría 150000 millones de años, tiempo suficiente para convertirnos en una civilización de Tipo II.

pump jack oil field

 

Tipo II

Se describe como una civilización capaz de aprovechar toda la energía producida por su estrella, es decir, una civilización que tuviese en su poder unos 4×1026 W de potencia eléctrica; una ingente potencia difícilmente inimaginable. Para hacerlo más visual, con esta cantidad podríamos sostener a 230 billones de civilizaciones actuales, sí, billones con “b”.

Imagínate el potencial que tendría esa civilización, nada conocido por la ciencia podría acabar con una civilización de esta categoría. Podríamos vaporizar en un instante cualquier meteorito que se fuese a chocar con la Tierra, o cambiar nuestra órbita para evitar la colisión del objeto o incluso mover a otro planeta para que hiciese de escudo. La capacidad de poder mover otros planetas no sólo serviría para protegernos, también podríamos terraformar Marte llevándola a una órbita más cercana al Sol. ¿A quién le gustaría ir a Júpiter de luna de miel? En una civilización de Tipo II sería algo completamente asequible.

MarsTransitionV

Pero… ¿Cómo puedes aprovechar toda la energía del Sol? Tan sólo construye una esfera de Dyson. Una esfera que cubre total o parcialmente la estrella, con paneles solares en su interior para poder captar su energía.

esfera-de-dyson-wikipedia dyson_sphere_by_capnhack

Pero esta esfera sería muy difícil de construir: no se conoce ningún material lo suficiente resistente como para evitar que la estructura colapsase.

 

Tipo III

Una civilización capaz de aprovechar toda la energía disponible de una galaxia. Una especie que llegase a este grado sería conocedora de todo lo que tiene que ver con la energía, convirtiéndoles en la especie suprema de su galaxia. Sus habitantes habrían evolucionado miles de millones de años como especie. Si fuesen los humanos los que llegasen a este punto, serían muy diferentes a nosotros, probablemente se tratarían de organismos cibernéticos, es decir, seres mitad biológicos mitad robóticos; ya que el poder aprovechar las enormes cantidades de energía disponible sería algo que la selección natural habría favorecido.

transhumanismo

¿De cuánta energía estaríamos hablando? De 4×1037 W, inimaginable para todo ser humano. O puede que no lo sea tanto. Los cuáseres, los fenómenos más violentos de nuestro universo tienen una potencia de 1040 W, lo que es 100 veces la energía de toda la Vía Láctea. Éstos se generan alrededor de agujeros negros ultra masivos a partir de estrellas devoradas por estos agujeros negros.  Se cree que las posibles civilizaciones de Tipo IV vivirían dentro de estos objetos del universo y serían capaces de controlar la energía de todo el universo.

 

CONCLUSIÓN

Todo esto parece algo imposible de alcanzar para nuestra civilización. El físico teórico Michio Kaku sugiere que los humanos podríamos alcanzar el Tipo I en unos 150 años, el Tipo II en algunos cientos de años y el Tipo III entre 100000 y 1 millón de años.

Pensar que los futuros humanos llegarán a aprovechar la energía de una estrella entera puede parecer algo imposible, pero no lo es. Hay un poder que no he mencionado antes, que es el más importante, el sentido común. Debemos ser conscientes de que se irá desarrollando el poder que tenemos a nuestro abasto, un poder que no nos servirá para nada si somos incapaces de gestionarlo. Si queremos avanzar como civilización tenemos que preservar nuestro hogar, acabar con la guerra y seguir apoyando la investigación científica; el espacio ya es bastante hostil como para que nos estemos asesinando entre nosotros. No nos damos cuenta pero somos un oasis de vida en medio del oscuro y mortal vacío del espacio, nos aniquilamos como si cada ser vivo no fuese una maravilla del universo. Debemos de aprender a vivir sin tener que matar.

enhanced-buzz-wide-24039-1398176145-13

 

Alba Corral Miñán 1º A Bachillerato

Es indiscutible la supremacía y la superioridad que el ser humano mantiene respecto al resto de los seres que, junto a nosotros, habitan este mundo. Es indiscutible, sí, pero la razón o las razones de esta aventajada posición son completamente discutibles.

¿Qué nos hace superiores a los seres humanos? A priori, es una pregunta que parece tener una sencilla respuesta: sólo hay que mirar a nuestro alrededor y ver cómo hemos logrado someter el planeta a nuestros deseos y a nuestras necesidades. Sin embargo, si se analiza con detenimiento, no es algo fácil de dilucidar. Muchos defienden que es la fuerza bruta la que nos ha colocado en el lugar en el que nos encontramos, y que todo se lo debemos a nuestra habilidad para destruir y eliminar aquello que nos importuna. En cambio, más de uno tendrá el firme convencimiento de que es nuestra gran  y superior inteligencia la responsable de que nos podamos considerar dueños y señores del planeta Tierra.

Yo creo que la respuesta no es la una ni la otra y es ambas dos al mismo tiempo. Es cierto que nuestra capacidad para someter al resto de seres tiene mucho que ver con la fuerza bruta,  pero esta fuerza bruta no sería posible sin esa “chispa” de inteligencia y de raciocinio que nos permite dejar de ser animales para convertirnos en seres humanos. Esta inteligencia, esta chispa que desencadena la llama de la humanidad en cada uno de nosotros, hace que nos adentremos en suntuosos dilemas y encrucijadas morales a las que ningún otro ser vivo, a excepción de nosotros mismos, tendrá que enfrentarse nunca. Nuestra superioridad intelectual hace que nos hallemos en muchos casos frente al bien y el mal, frente a la crueldad y a la compasión. Precisamente esto es, en mi opinión, lo que nos hace verdaderamente humanos, mucho más allá de nuestra capacidad para asesinar y para destruir; es la inevitable pregunta de… ¿por qué lo hacemos?, lo que nos convierte en lo que somos.

Teniendo claras las tremendas diferencias morales que existen entre nuestra especie y el resto de seres que habitan La Tierra y nuestra única y exclusiva capacidad para discernir entre el bien y el mal, no existe excusa alguna para aquellos que se aprovechan de su posición de superioridad para dañar, torturar o vejar a cualquier animal sin tener necesidad  alguna de hacerlo.

Cuando un gato juguetea con un gorrión que ha tenido la desgracia de caer en sus garras hasta matarlo, no tiene conciencia de estar cometiendo una crueldad porque carece de esa “chispa de moralidad” que los humanos sí poseemos y, por tanto, no se le puede reprochar nada. En cambio, si fuera una persona la que torturara hasta la muerte al desgraciado pajarito, sólo podría ser calificado como un ser despreciable, ya que se estaría saltando, a sabiendas, todas esas barreras morales que nos convierten en seres humanos.

Aceptando estas premisas, se puede llegar a la conclusión de que cada vez que hacemos un uso indiscriminado de nuestra fuerza y superioridad, como si de un antidisturbios que dispara pelotas de goma a los ojos solo por poder hacerlo se tratase, perdemos una parte de nuestra humanidad.

 

Toreros y demás valientes que torturáis animales…: miraos a vosotros mismos cuando os encontréis en plena faena y preguntaos quién de los dos es el más animal: ¿el torturador…, o el torturado?

 

Pablo del Barrio Calvente