Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9 febrero 2013

La vida apareció cuando se dieron las condiciones adecuadas, para ello fue preciso que las moléculas elementales se juntaran para formar unas más complejas. Para que esta unión tuviera lugar era necesaria una fuente de energía que las estimulara. La luz del Sol, al incidir en el océano, suministraba la energía suficiente para formar moléculas mayores, estas se fueron haciendo cada vez más complejas, hasta que surgió una que era capaz de inducir la organización de moléculas elementales en otra molécula igual que ella. Así nació y continuó la vida, pasando por muchas etapas que durarían millones de años antes de llegar a lo que hoy somos. En comparación con todo lo que se tardó en llegar a la actualidad, nosotros somos humanos desde hace tan solo unos segundos.

Imagen

Desde la aparición de la vida en el agua, todos seres vivos dependemos completamente de ella, cumple un papel muy importante en nuestras vidas, nosotros los humanos, por ejemplo, pasamos 9 meses sumergidos flotando en la placenta, en el útero de la madre, en una solución de agua, sangre y otros elementos, que nos envía la madre, y que se crea a partir del ovulo y el espermatozoide. Nuestra supervivencia depende con mucho de nuestro vínculo con el agua.

Los seres humanos tenemos entre el 65 % al 75 % de peso corporal de agua. Esta agua un es componente principal de las células, de la sangre y de la linfa y se corresponde con el 80 % del peso que tiene un bebé.

Imagen

Papel que desempeña el AGUA en nuestro organismo:

No podríamos respirar si nuestros pulmones no estuvieran húmedos.

-Está presente en la composición de las lágrimas las cuales lubrican y limpian los ojos.

-Forma parte de la saliva, que humedece la lengua para sentir los sabores.

-A través de la transpiración eliminamos sustancias tóxicas.

Es el vehículo que transporta y distribuye los nutrientes.

-Es un amortiguador de los efectos ambientales. Participa en la regulación de la temperatura corporal.

Hay tres factores principales que influyen en la supervivencia sin alimentos: el agua, el peso corporal y la salud en general. Lo más importante para la supervivencia es el agua. Los médicos confirman que una persona puede llegar a vivir sin alimentos aproximadamente entre 4 y 6 semanas. Sin embargo, el cuerpo puede durar sólo un par de días sin agua. Cuando no recibes suficiente agua para mantenerte hidratado comienza un estado de letargo, mareo, confusión hasta llegar a la muerte.

Imagen

Aquí podéis ver a un bebé recién nacido, dándose un baño, y podéis ver como la mujer tan solo lo agarra de la cabeza para que pueda sentir en el resto del cuerpo la sensación de ingravidez, y veréis que inmediatamente adopta la postura fetal.

PD: es un vídeo precioso, echadle un ojo, es sólo un momento.

Julia Pérez

Anuncios

Read Full Post »

George Church es un profesor estadounidense de 58 años de la Universidad de Harvard que destaca en el ámbito de la biología sintética e ingeniería genética. Ha pasado por diversos proyectos que envuelven método por ejemplo de investigación de recombinación genética homóloga o en sintetizadores de ADN. Su nombre ha sido bastante resonado últimamente tras afirmar en la revista alemana Der Spiegel que volver a traer al mundo al hombre de Neandertal es técnicamente posible y que no es algo que no tenga en mente.

Imagen

ImagenDurante la entrevista, Church, se muestra seguro de que el primer bebé Neandertal nacerá dentro de poco tiempo, durante el transcurso de su propia vida: “Eso –asegura- depende de un montón de cosas, pero estoy prácticamente seguro de que sí. Por un lado, la tecnología que permite leer y escribir ADN es ahora cerca de un millón de veces más rápida que hace apenas siete u ocho años. Por otro lado, también la clonación de mamíferos empieza a ser una realidad y si podemos clonar cualquier clase de mamífero, es muy probable que también podamos clonar un ser humano. ¿Por qué no apostar por ello, hacerlo realidad y comprobarlo?”.

La principal reacción ante estas declaraciones es plantearse lo siguiente: ¿es realmente posible desafiar a la naturaleza y jugar a ser Dios resucitando a un ser vivo que murió hace más de 30.000 años? Parece que Church está muy seguro de su respuesta.

La primera duda que se nos puede plantear es de dónde se va a extraer el ADN de Neandertal para poder investigar con él. La idea de tratar con un ADN de individuos extintos hace tantísimo tiempo resulta bastante complicada de asimilar. Church argumenta que el ADN sería tomado de cualquier fósil de Neandertal que se encuentre en unas condiciones mínimas de conservación.Tratar de recuperar una muestra del ADN de Neandertal es tan sencillo como hacerlo con un ratón, bastaría tener un hueso fosilizado bien conservado. Sin ir muy lejos, en el Museo de Historia Natural de Nueva York, los visitantes pueden ver muestras de este ADN en unas probetas”. Además, Church menciona el “Proyecto del genoma de neandertal”, proyecto que se desarrolló en Alemania en el Instituto Max Planck en el que se publicó un borrador del genoma de neandertal basado en el análisis de 4 mil millones de pares de bases de ADN de la especie. (http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_del_genoma_del_neandertal)

Imagen

Imagen

Imagen

Una vez conseguido el genoma exacto, el siguiente paso sería introducir cada parte del genoma del Neandertal en las células madre humanas y clonarlas. Tras sucesivas clonaciones se crearía un embrión neandertal y se implantaría en el útero de una mujer. Church opina y explica el proceso de la siguiente sencilla manera en su entrevista: “Lo primero que se necesita es secuenciar el genoma del Neandertal, algo –que como ya he mencionado yo antes- ya ha sido hecho. El siguiente paso sería cortar ese genoma en, digamos, 10.000 partes y después sintetizar cada uno de ellos. Repitiendo una y otra vez esta operación, se obtendría una línea celular que estaría cada vez más y más cerca a la correspondiente secuencia del Neandertal. En mi laboratorio, hemos desarrollado un procedimiento semiautomático para llevar a cabo la tarea de síntesis. Al final, se ensamblarán todos los fragmentos en una célula madre humana, a partir de la que será posible crear un clon de Neandertal. Por último habría que introducir esos fragmentos en una célula madre, que tras sucesivas divisiones se convertiría en un embrión que sería implantado en el útero de una mujer. Para ello se necesita una mujer humana extremadamente valiente y ancha de caderas”. Esta última frase ha acusado bastante polémica en los medios de comunicación.

444275a-f1.2

Planteado de esta manera, suena una idea estupenda, fácil y asequible. De momento. Pero, ¿el hecho conseguir crear un Neandertal nos beneficiaría a los seres humanos de alguna manera, o simplemente lo hacemos por capricho y por tener la posibilidad de hacerlo? Plantearse esta pregunta es asumir de manera indirecta hasta dónde hemos sido capaces los humanos de dominar nuestro entorno. Estamos dando por hecho que somos capaces de crear vida y resucitar seres extintos; increíble… Bueno, volviendo al tema: ¿qué beneficios encuentra Church en este proyecto? Una de las principales razones por las que está a favor de esto es porque piensa que seguramente tengan una forma de pensar diferente a la nuestra. Alega que sería algo positivo para el futuro de nuestra especie. “Sabemos que tenían una capacidad craneal superior a la nuestra –sostiene- y es concebible que su forma de pensar nos resultara beneficiosa y práctica. Además, gracias a su distinto código genético, puede que nos pudiesen aportar información acerca de muchas enfermedades, o incluso darnos la clave para vivir más años”. Pero por encima de todas estas funciones focalizadas en el propio interés y bienestar del ser humano, se encuentra la curiosidad. Este proyecto, si saliera adelante, sería básicamente por satisfacer nuestra curiosidad de poder ver y tocar a una especie extinguida.

Imagen

Si tan solo mirásemos el proyecto desde el punto de vista tecnológico, podría desarrollarse sin problema alguno, pues hoy en día se posé la tecnología apropiada y necesaria para crear a nuestro pequeño Neandertal. Pero la verdadera barrera en este proyecto, al igual que en toda la ingeniería genética es la ética. Está prohibido clonar a un ser humano, y por lo tanto se podría decir que las leyes prohíben también la clonación en Neandertales. Pero sin llegar tan lejos, ¿es moral jugar a ser Dios y crear vida a nuestro antojo? ¿Podríamos decir que al hacer esto, se están violando los derechos humanos? ¿O al no hablar de humanos, pues es un Neandertal, estas preguntas no son válidas? Si sabemos que los bebés y fetos de Neandertales eran más grandes que los de nuestra propia especie, la hipotética mujer voluntaria, por muy ancha que fuera de caderas, ¿pondría en riesgo su vida al implantar el embrión en su útero? Son todas estas posibles preguntas las que componen la barrera ética que impide tener a un Neandertal a nuestro lado con el que compartir la mesa.

En está página se puede ver un vídeo con la entrevista a George Church:http://es.euronews.com/2013/01/30/revivir-al-hombre-de-neandertal/

Y en esta otra está la entrevista transcrita (en inglés): http://www.spiegel.de/international/zeitgeist/george-church-explains-how-dna-will-be-construction-material-of-the-future-a-877634.html. Recomiendo leerla, ya que se entiende muy bien la primera postura de Church.

Neanderthal "Mr. 4 Percent"

Bueno, volvemos al hilo de la noticia del posible proyecto de creación de un Neandertal. Tras ser publicada esta noticia, como ya he mencionado antes, hubo un enorme revuelo en los medios y entidades defensoras de los derechos, así como defensores de la bioética. Todos ellos trataron de hacer ver a Church que su proyecto era terriblemente peligroso y desmesurado. Como consecuencia de este revuelo, finalmente George Church aclaró el supuesto malentendido de los medio y dejó claro que devolver a la vida a la otra especie humana desparecida es solo una posibilidad teórica a debatir, y que asegura no tener ningún proyecto en marcha. “No busco una mujer para tener un bebé neandertal. No tengo ningún proyecto ni estudio en marcha ni subvenciones.” “El proyecto de traer al mundo a un Neandertal es objeto de debate y, espero que durante muchos años podamos tener una discusión tranquila al respecto.”

Aquí os dejo algunas de las opiniones de expertos en biogenética a cerca de lo que Church argumentaba al principio, acerca de la sencillez del proyecto del bebé Neandertal:

– Hoy en día es técnicamente imposible sintetizar un genoma completo de un Neandertal. Su genoma tiene una cantidad de ADN inmanejable para sintetizarlo en el laboratorio hoy por hoy. Se trata de un genoma de unos 3.175 millones de bases nucleotídicas. Hasta ahora, a lo más que se ha llegado es la resíntesis en el laboratorio, imitando el genoma, de la bacteria Mycoplasma de tan solo 1 millón de bases nucleotídidas.

– Es casi imposible recomponer en una célula madre los 10.000 fragmentos del genoma del Neandertal del que Church habla. Colocarlos en el orden adecuado para generar los 46 cromosomas, introducirlos en una célula madre y pensar que de ahí saldría un embrión que se pudiera trasplantar y que el hipotético embarazo llegase a término, es prácticamente impensable por la ínfima probabilidad de éxito.

Imagen

– Y por último, la enorme controversia con la bioética y los derechos humanos.

 Aquí os dejo dos enlaces del periódico ABC. El primero es el enlace de la primera noticia en la que vienen reflejadas las respuestas de la entrevista de la revista alemana Der Spiegel, la causante de tanto revuelo (http://www.abc.es/ciencia/20130121/abci-george-church-necesita-mujer-201301210850.html).

Y el segundo enlace, que es la noticia que refleja la aclaración necesaria por parte de Church (http://www.abc.es/ciencia/20130123/abci-estoy-buscando-madre-para-201301231030.html).

En conclusión, a Church se le fue un poco de las manos la ilusión y las ganas que tiene frente a la idea de crear vida Neandertal. Sin embargo esta noticia nos muestra las amplias motivaciones y metas de los seres humanos, que no contentos con lo que tenemos actualmente, queremos traer al presente lo que había en el pasado. Quién sabe qué ocurrirá el día que sobrepasemos los límites éticos por puro interés y bienestar humano y empecemos a jugar a crear vida, a jugar a ser Dios.

Imagen

María Pérez

Read Full Post »

Documental bastante majo donde se demuestra que todo lo que se dice acerca de que el hombre no ha llegado a la Luna es una patraña. Sí estuvimos allá arriba (ánimo, es media hora lo que dura, pero merece la pena):

[blip.tv http://blip.tv/play/AYKY8kAC?p=1 width=”550″ height=”443″]

Read Full Post »

Como todos sabemos, la tuberculosis es una infección bacteriana muy contagiosa que afecta principalmente a los pulmones. No obstante, también lo puede hacer a otros sistemas u órganos, como al sistema nervioso central, circulatorio, digestivo, linfático, urinario, a los huesos, articulaciones y a la piel. Está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y sus síntomas característicos son fiebre, tos crónica, sudores (principalmente nocturnos), esputos ensangrentados, pérdida de peso y una sensación general de debilidad.

Hasta hace poco tiempo se estimaba que el origen de esta enfermedad que tantas muertes causa cada año tuvo lugar hace varios miles de años. Las evidencias más antiguas se habían identificado en algunas momias egipcias y peruanas. Es decir, que ya se sabía que la tuberculosis era una infección bastante primitiva. Sin embargo, ¿quién iba a decir hace unos años que esta enfermedad tuvo sus orígenes hace mucho, mucho antes?

En la actualidad, poseemos pruebas que demuestran que esta infección ya existía, nada más y nada menos, hace medio millón de años. Y no sólo la sufríamos nosotros, Homo sapiens sapiensotras especies como el Homo erectus también se vieron afectadas.

En 2004, se encontró en una cantera de piedra situada al oeste de Turquía un cráneo de Homo erectus. Los paleontólogos lo identificaron con un joven espécimen macho. Este hallazgo permitió demostrar, una vez más, la certeza de que el Homo erectus salió de África y se estableció en diferentes zonas del continente asiático.

Fragmento del cráneo encontrado. En la fotografía se señala la zona con pérdida de hueso que demuestra la presencia de esta enfermedad.

Pero un equipo de investigadores norteamericanos, turcos y alemanes fue más allá llevando a cabo un estudio sobre este fósil encontrado y, a finales de 2007, publicaron un trabajo en el “American Journal of Physical Anthropology” en el que afirmaron que el cráneo de H. erectus mostraba evidencias de tuberculosis. Presentaba unas pequeñas lesiones y pérdidas de hueso, cuya forma y situación son típicas de una forma de tuberculosis llamada Leptomeningitis tuberculosa, la cual ataca las meninges del cerebro. Esto permitió refutar la idea de que los orígenes de la tuberculosis se remontaban hacia unos miles de años atrás para confirmar que la enfermedad ya afectaba a nuestros antepasados homínidos que poblaban la tierra hace quinientos mil años.

En el trabajo, además, plantean la posible causa del inicio de la tuberculosis, relacionada con la deficiencia de vitamina D. Está confirmado que las personas con piel oscura no necesitan producir tanta vitamina D como las de piel más clara. Probablemente, ya que evolucionó en los trópicos, el Homo erectus tenía la piel oscura, por lo que también producía menos cantidad de esta hormona. Sin embargo, al abandonar África y empezar a poblar áreas más frías como Europa y Asia, tuvo que adaptarse a las características propias de ese nuevo clima (entre ellas el aclarado de la piel, la mayor cantidad de vitamina D en sangre, etc.). Los científicos proponen la hipótesis de que el cuerpo del macho joven no consiguió adaptarse a la hora de producir la suficiente cantidad de vitamina D y que esta carencia debilitó su sistema inmunológico, abriendo así las puertas a la tuberculosis.

Hace unos años, nadie hubiera supuesto que esta fatal enfermedad lleva acompañándonos medio millón de años. Es curioso pensar que es incluso más antigua que nuestra propia especie.

mycobacterium-tuberculosis

Paula Rodríguez

Read Full Post »